Limpiezas de alfombras

Es necesario mantener las alfombras  limpias y secas para no atraer ninguna clase de polvo o incluso moho. Debemos llevar a cabo  una limpieza en profundidad al menos una vez al año,  pasarles únicamente el aspirador  no sirve. Así evitarás la acumulación del  polvo y  suciedad, reduciendo el riesgo de atraer polillas.

Realizamos este proceso mediante:

  • Cepillados
  • Aspiraciones
  • Tratamientos antimanchas
  • Limpieza con agua fría aplicando productos específicos.
  • Secados mediante papel y ventilaciones adecuadas a las fibras.
  • Tratamientos antipolillas